El pollo guisado de MI ABUELA – recetas de cocina faciles y rapidas

 

Hola receteros y receteras y bienvenidos a que viva la cocina Soy Gorka Barredo y hoy vamos a preparar un pollo guisado tal y como lo prepara mi abuela. Uno de esos platos que no pueden faltar en nuestro recetario Y para comenzar vamos a poner a calentar un chorrete de aceite en una cazuela que sea más bien alta. Cuando el aceite este bien caliente, vamos a añadir el pollo En este caso, estoy añadiendo uno muslos, pero puedes añadir un pollo entero, si lo deseas. Es decir, sus pechugas y sus muslos. Cuando lo hayamos añadido, vamos a sellar todas sus caras La idea no es cocinar el pollo, tan solo dorarlo un poquito. Así nos aseguramos cerrar los poros de la piel del pollo y que los jugos se mantengan en su interior.

Asi que lo cocinamos a fuego fuerte. Y pasados alrededor de 3 minutos, vamos a retirar el pollo de la cazuela. Todavía seguirá crudo, pero esa es la idea. Una vez que lo hayamos retirado, y en el mismo aceite, y en los juguitos que haya podido soltar el pollo vamos a añadir una cebolla bien picadita. Añadimos también un pimiento rojo y otro verde También, bien picados Luego vamos a añadir un par de dientes de ajo Por supuesto, que también estén bien picados. Después añadimos una buena pizca de sal Así la verdura sudará y se cocinará más rápidamente. Vamos a cocinar todos los ingredientes, mientras los cocinamos a fuego suave Y lo vamos a hacer durante el rededor de unos 5 minutos.

Pasado el tiempo, con la verdura todavía sin cocinar, aún estará algo durita, seguimos añadiendo más ingredientes Vamos a añadir un par de tomates cortados en tacos. Y sin , piel, por supuesto, que es muy desagradables después de encontrar Luego seguimos mezclando todos los ingredientes mientras lo cocinamos a fuego suave. Vamos a seguir cocinando otros 5 minutos más. Tiempo suficiente para que el tomate se deshaga un poco y las demás verduras sigan cocinándose. Así que pasados esos 5 minutos más vamos a añadir un vaso de vino blanco. Y vamos a subir un poco la potencia del fuego. Luego vamos a mezclar todos los ingredientes y vamos a dejar cocinar durante al rededor de 3 minutos más. Con esto vamos a lograr que el vino se reduzca concentrando todos sus sabores, y además que el alcohol se evapore. Así que hecho todo esto, vamos a volver a introducir el pollo dentro de este sofrito. Si el pollo había soltado algún jugo mientras lo estabas reservando, no dudes en añadirselo Le va a dar mucho sabor a toda la preparación.

Y ahora lo vamos a cubrir, bien, bien de agua. O mejor aún, de caldo de pollo. Eh, pero un segundo, un segundo Gorka, para un segundito, ¿Pero como se prepara el caldo de pollo? Bueno, pues es muy sencillo. Podemos emplear una carcasa de pollo que nos haya sobrado de otro día. Por ejemplo, de un pollo asado. Aunque también podría ser de un pollo crudo. Por ejemplo, el que has despiezado para preparar el recetón que estamos haciendo hoy. Vamos a añadir todo esto en abundante agua, que esté a temperatura ambiente. Y luego nos vamos a liar a echar verduras, como si no hubiera un mañana. Puedes añadir las que quieras, por ejemplo, pimiento rojo.

Cebolla, zanahoria, pimiento verde, lo que quieras. Después vamos a llevar todo esto a ebullición y lo primero que va a ocurrir va a ser que va a salir una especie de espumita en la superficie. Algo como esto que estoy retirando. Estos son desechos. No nos interesan que estén en la receta, así que con un cucharón los vamos a ir retirando y eliminando. Así que hecho esto, y sin espuma, vamos a seguir añadiendo más ingredientes. En este caso, especias. Lo mismo, que con la verdura, puedes añadir a tu gusto. Por ejemplo, una hoja de laurel. Y una cucharadita de orégano Podemos seguir añadiendo mas ingredientes a gusto. Por ejemplo, tomillo y pimienta en grano. Y lo que te de la gana, puedes añadir lo que quieras aquí Después, lo tapamos y vamos a dejar cocinar todo esto alrededor de una hora, a fuego suave.

Pasado ese tiempo, simplemente, colamos el agua y ya tendremos nuestro caldo listo. Así que nada, ahora que ya sabemos preparar un caldo de ave, seguimos con la receta. Vamos a añadir el caldo hasta cubrir bien el pollo. Y si no quieres emplear caldo, pues puedes añadir simplemente agua Pero si añades caldo, te puedo asegurar que te va a salir una salsa súper espectacular. Después vamos a añadir una o dos hojas más de laurel. Y luego vamos a mezclar todos los ingredientes mientras llevamos a ebullición. Vamos a cocinar todo esto, durante al rededor de 45 minutos más, a fuego medio. Tiempo suficiente, para que la salta reduzca, y mucho y para que el pollo quede bien tierno. Pasado el tiempo, obtendremos algo como esto. Una salsa muy aterciopelada que casi se adhiere al pollo. Una auténtica receta de abuela. Las mejores del mundo y de parte del extranjero.



Los comentarios están cerrados.